↑ Imagen de Masum Ali en Pixabay

Cuidado con el ozono

Publicado por :
Publicado el :

Nota informativa de #QueRed sobre el uso de equipos generadores de ozono para desinfección de superficies y/lo locales, contra el coronavirus SARS-COV2 (Covid-19)

Según la Organización Mundial de la Salud, «la enfermedad se propaga principalmente de persona a persona a través de las gotículas que salen despedidas de la nariz o la boca de una persona infectada al toser, estornudar o hablar. Estas gotículas son relativamente pesadas, no llegan muy lejos y caen rápidamente al suelo. Una persona puede contraer la COVID‑19 si inhala las gotículas procedentes de una persona infectada por el virus. Por eso es importante mantenerse al menos a un metro de distancia de los demás. Estas gotículas pueden caer sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, como mesas, pomos y barandillas, de modo que otras personas pueden infectarse si tocan esos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. Por ello es importante lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol.» 

El Covid-19 por tanto, no es una enfermedad transmitida por alimentos y así lo refleja la Comisión Europea en el el documento emitido el pasado 8 de abril. Sí es posible, en determinados caso y como sucede con cualquier otra superficie, que el alimento o su envase o embalaje, pueda servir de portador del virus de una persona infectada a otra sana.

Evidentemente, esta posibilidad de transmisión no es el motivo principal de la preocupación en la lucha contra la pandemia, pero el hecho de que nos enfrentemos a un virus del que desconocemos gran cantidad de datos, debe implicar un esfuerzo en disminuir cualquier posible fuente de transmisión y contagio.

Por ello, en las sucesivas Órdenes del Ministerio de Sanidad, se describe la obligación de desinfectar eficazmente contra el Covid-19 en la empresa alimentaria (además de la desinfección habitual que ya se hace contra otros peligros biológicos). En este sentido, el Ministerio de Sanidad publica y actualiza una LISTA de productos virucidas eficaces contra el Covid-19. Los virucidas incluidos como TP4 en dicha lista son los indicados para empresas alimentarias.

Todos los biocidas comercializados deben contener sustancias activas que hayan sido aprobadas o que estén en periodo de evaluación por la Unión Europea.

El ozono, se considera una sustancia activa biocida pero está actualmente en periodo de evaluación por la Unión Europea. Mientras dicha evaluación está en curso, sólo se permite su venta si el responsable de su comercialización o el usuario, lo notifica al Ministerio de Sanidad.

En estos momentos se ha disparado la oferta, venta y uso de diversos equipos generadores de ozono en la empresa alimentaria, entre otros usuarios.

Peligros del ozono

El ozono es un potente oxidante y su uso puede conllevar riesgo para quien lo aplica, para las personas y para los alimentos, si no se adoptan una serie de requisitos. En concreto, puede perjudicar gravemente las mucosas respiratorias y oculares, y provocar o agravar incendios entre otros efectos. Por todo ello y teniendo en cuenta las instrucciones del Ministerio  de Sanidad, se considera oportuno describir una serie de requisitos, condiciones y prohibiciones en el uso de equipos generadores de ozono.

Notificación al Ministerio

Antes de aceptar un equipo generador de ozono, es necesario comprobar que existe justificación de que el fabricante o el responsable de la comercialización ha realizado la Notificación al Ministerio de Sanidad.

Este requisito de notificación es obligatorio para poder comercializarlo, pero no implica una evaluación de eficacia ni de la seguridad. La notificación no se puede hacer de modo aleatorio o en cualquier formato, sino en el modelo descrito por el Ministerio.

Es muy conveniente que antes de aceptar un equipo generador de ozono, se requiera y compruebe que se ha realizado esta Notificación, pues este formulario contiene información relativa al uso, en el cual deberá hacerse constar que es un uso biocida contra Covid-19. Si no se incluye esta lectura, es evidente que no se solicita o no se puede demostrar tal uso.

Como documentación complementaria, se adjuntará necesariamente la información para el correcto uso del dispositivo, y la información sobre el ozono generado, modo de empleo, instrucciones de uso, cantidad, dosis y demás elementos necesarios para el uso correcto y seguro, posibles efectos adversos, y se debe aportar también la Ficha de Datos de Seguridad del ozono.

Uso correcto del equipo

La empresa que pone en el mercado el equipo de ozono debe asegurar que el usuario del mismo dispone de los conocimientos y equipo de protección adecuados para un uso seguro y eficaz.

Por ello, deberá facilitarnos toda la información y/o formación necesaria. Esta información ha debido entregarse junto con la Notificación al Ministerio, por lo cual, podemos solicitarla al responsable de la venta del equipo.

Algunas indicaciones del Ministerio sobre su uso informan de:

  1. Prohibición del uso del ozono como tal o en forma de nebulización sobre las personas o locales donde estén personas, salvo los aplicadores (los cuales llevarán equipos protectores como gafas protectoras, mascarillas y guantes apropiados)
  2. Tras su uso en locales o superficies, se debe ventilar durante varias horas, antes de permitir acceso de personas
  3. No se permite su uso en presencia de alimentos sin envasar.

¿Eficaz contra el Covid-19?

Si el responsable de la comercialización del equipo lo vende por su eficacia contra Covid-19, este supuesto debe estar declarado y demostrado.

Respecto a la eficacia del ozono como desinfectante contra Covid-19, merece la pena comentar lo siguiente:

  1. No está constatado que el ozono tenga efecto letal sobre el Covid-19. Ello es así porque aún está en proceso de evaluación  y se desconoce la dosis eficaz, eficacia sobre ambiente, superficies, etc., por lo que se puede crear una falsa sensación de seguridad.
  2. Ante esta evidencia, los servicios de inspección de salud pública podrían requerir de modo adicional, el uso de un producto virucida contra Covid-19 de los incluidos en la lista del Ministerio referida arriba. Es decir, suponiendo que todo el proceso de notificación, instrucciones de uso, uso correcto, etc. se cumplan, podría suponer en el mejor de los casos, que no sirva contra este virus y que tengamos que aplicar un virucida que si sea eficaz.

Finalmente, merece la pena recordar que un agente de desinfección eficaz contra el Covid-19 es el hipoclorito sódico (lejía), en diluciones habituales de 1:50 (1 parte de lejía en 50 partes de agua), realizadas con lejía que tengan una concentración de hipoclorito sódico de 40-50 gr/L.